Se inyecta aceite y alcohol para parecerse a Hulk : sus músculos se endurecieron como rocas

20 de septiembre de 2017
De Eugene Crusoe

Caldas Novas, Brasil — Un culturista brasileño de 25 años, Romario Dos Santos Alves, ha estado a punto de perder los brazos después de inyectarse una mezcla de petróleo, analgésicos y alcohol para potenciar sus músculos. El joven quería similar al Increíble Hulk y casi le va la vida en ello.

Por suerte, los especialistas encontraron una solución alternativa y, en lugar de amputarle los brazos, pudieron extirparle los cristales de Synthol que le habían crecido en los brazos.

“Lo lamento mucho.”



¿Te gustaría recibir historias como esta en tu email?

page served in 0.06s (0,8)